Hilo conductor: Los chamanes

HILO CONDUCTOR CHAMANES

Hace mucho, mucho tiempo, en el continente sudamericano se erigía el glorioso imperio Azteca. Eran conocidos por su sabiduría en las artes y las ciencias, y temidos por su bravura en la batalla. Por ello se les nombró guardianes de la luz y tenían la misión de llevarla a donde la oscuridad la hubiera apagado.

Cuando el imperio estaba en su mayor esplendor, Chak-et-tuk (fuerza del agua) el primogénito del emperador Mok-et-tuk (hijo del agua),  cayó enfermo por una desconocida enfermedad. Llamaron a todos los sabios y éstos llegaron a la conclusión de que le habían robado su luz. Solo existía una rara cura y únicamente un grupo de niños la podía hacer.

Salieron numerosos equipos de guerreros por todo el mundo para encontrar un grupo de niños capaz de hacer tal acto heroico.

Por eso, si habéis encontrado esto y estáis leyéndolo, la persona que os ha guiado es un guerrero, hablen con él y ÚNANSE A NUESTRA COMPAÑIA,

¡SALVEMOS A NUESTRO PRINCIPE!
¡LARGA VIDA A MOK-ET-TUK!

Mot-eskine-bic, escriba del reino.

Volver

Deja un comentario